Demanda contra Discover Bank por negarle servicios a beneficiarios de DACA

Los Angeles Times

Activistas proinmigrantes dan un paso más en la ampliación de una demanda colectiva que desafía la política de un banco nacional, que le niega servicios a los beneficiarios de DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), así como a otros inmigrantes.

En julio de 2020, MALDEF (Fondo Educativo y de Defensa Legal México-Americano) presentó una demanda colectiva contra Discover Bank en un tribunal estatal de California impugnando la denegación por parte del banco de préstamos estudiantiles y otros servicios relacionados a solicitantes que no son ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes.

La demanda se amplió para incluir a miembros del grupo que residen en estados distintos de California, y se agregó un reclamo de que la política del banco de evaluar a los solicitantes de préstamos basándose únicamente en su estado migratorio, en lugar de su solvencia crediticia, viola la ley federal.

La enmienda de la queja contra Discover Bank incluye a un hombre del norte de California representado por Outten & Golden LLC.

Al hombre se le negó un préstamo con garantía hipotecaria debido a su condición de beneficiario de DACA.

“No solo es una mala práctica comercial, sino que es ilegal según el estatuto federal, que Discover Bank discrimine a los beneficiarios de DACA en sus operaciones de banca de consumo”, dijo Thomas A. Sáenz, presidente y asesor general de MALDEF.

“Esperamos resolver este caso para que los beneficiarios de DACA en todo el país puedan recibir un trato justo de Discover Bank”.

La demanda alega que Discover Bank violó las leyes de derechos civiles federales y estatales, que prohíben la discriminación basada en la condición de ser extranjero y el estado migratorio.

Los tres destinatarios de DACA que representan a la demanda colectiva son Josué Jiménez-Magaña, de Modesto, quien llamó al servicio al cliente de Discover Bank para preguntar sobre cómo solicitar una línea de crédito con garantía hipotecaria (HELOC) en marzo.

Jiménez-Magaña, un enfermero titulado que trabajaba con pacientes que padecen COVID-19, buscaba financiamiento para iniciar un negocio. Durante la llamada, luego de darle al representante del banco su información crediticia, el representante del banco le preguntó sobre su estado de ciudadanía. Cuando Jiménez-Magaña le dijo al representante del banco que era un beneficiario de DACA, le dijeron que el banco no otorgaba crédito ni prestaba dinero a residentes permanentes no legales.

Ossai Miazad de Outten & Golden, quien es abogado de uno de los demandantes, dijo que las políticas que niegan el acceso equitativo al crédito a los Dreamers que han vivido en Estados Unidos desde que eran niños y se están proponiendo financiar su educación, comprar casas y comenzar negocios, “son increíblemente destructivas para su capacidad de vivir y prosperar en este país”.

Otro caso es el de Iliana Pérez de San Francisco, quien obtuvo un préstamo estudiantil de $15.000 en 2010 con The Student Loan Corporation, una subsidiaria de Discover Bank.